Perú: Aventura Familiar con adolescentes

Qué tal si durante veintitrés días viajasen en familia por una tierra muy diversa y de gente cálida. Donde es seguro moverse por su propia cuenta y donde hay cosas que hacen que el quedarse sin palabras sea fácil. Pues así es el Perú y ¡tenemos el plan perfecto para ello! Donde cada día de su aventura encajará perfectamente con el anterior y con el siguiente. Y donde tendrán libertad de sobra para moverse a sus anchas, pero en contacto estrecho con la vida de sus pobladores, aprendiendo de su cultura y enseñándole a sus hijos el valor de lo que es realmente importante.

Este viaje los llevará desde la moderna, virtuosa y a la vez caótica capital, por la incomparable costa desértica hasta alcanzar los aires puros del Ande y el altiplano azul y navegable. Descendiendo luego a Cusco, ciudad imperial que se funde con la verde selva alta, donde los espera el Valle Sagrado y Machu Picchu.

Sus energías y ánimos estarán siempre a punto, con la perfecta combinación de actividad física y relax. No habrá cansancio que supere la sorpresa, la comida nunca les sabrá tan bien y el vínculo que formarán con sus anfitriones les hará sentir que, al irse, se despiden de sus amigos.


Trip designed by Travel Expert Guido


por persona desde USD 1850.00


Una familia de 4 viajando por 23 días en un tour que cubre los mayores destinos al sur de Lima con constantes estímulos; interacción con locales, cultura, aventura y libertad para explorar a su ritmo


Imágenes

Día a Día

Un hotel que se sentirá más bien como un segundo hogar será su recibimiento a la ciudad. El barrio que lo circunda es perfecto para salir a descubrir su peculiares calles y experimentar su primera cena peruana. Mañana conocerán otra parte de la ciudad en un recorrido único por el mercado y el centro histórico, al ritmo y a la manera local.

En medio de un tranquilo azul y un sinuoso dorado, juguetones lobos marinos, graciosos pingüinos y otras aves que forman bandadas interminables, hacen su hogar. Aquí los atardeceres y las playas son perfectas y la diversión viene de muchas maneras, ya sea en bote, buggy o bicicleta. Al final tal vez no quieran irse pero hay más sorpresas por venir.

Habiendo despertado pensarán que aún siguen soñando pues esta ciudad blanca, con su monasterio multicolor, es simplemente hermosa. Sus calles los invitarán a caminar y su comida a sentarse en la mesa. Conocerán, a su propio ritmo, la que una vez fue capital del Perú, mientras se aclimatan al aire ligero siempre apoyados por nuestro Concierge Digital.

La campiña andina y rebaños de llamas serán las próximas imágenes que verán, mientras que los pobladores de Sibayo y Coporaque, abren las puertas de sus casas, para acogerlos con humeantes platos para compartir y abrigadoras mantas para dormir. Caminos antiguos los llevarán a ruinas y baños termales y el toque final será ver el vuelo del cóndor por el imponente cañón.

La vida en el lago es como un mundo de fantasía, la totora le da forma a todo y el límite es la imaginación. Navegar de un sitio a otro es conocer diferentes culturas en cada isla y en cada orilla, todo es inmenso y pequeño a la vez, la magia de este lugar y su gente los atrapará.

El camino a la ciudad es sorprendente y variado. Verse luego, inmerso en la urbe imperial, es sentir el preludio de estar cerca a Machu Picchu. Pero para eso todavía falta y con el recorrido que tenemos planeado en la ciudad, estarán tan entretenidos y ocupados que el tiempo pasará volando.

La cultura quechua aún vive y para comprobarlo queremos mostrarles Pisac y Ollantaytambo. Participarán en actividades que rescatan costumbres ancestrales en la elaboración de tejidos, a partir del hilado y el teñido con productos naturales. Luego tendrán más tiempo libre para disfrutar de estos pueblos únicos y su gran energía, siempre con los consejos de nuestro Concierge Digital.

Un descenso en bicicleta de más de 2500m desde los nevados a la selva alta, es simplemente el inicio de nuestra manera única de llegar a la maravilla. Atravesarán a pie los bosques de nubes, conociendo en el camino a familias de agricultores con quienes podrán cosechar, procesar y disfrutar de una agradable taza de café, literalmente salida de sus propias manos.

Este es el día más esperado, una mañana en la que podrán recorrer la ciudadela inca con el tibio baño de los primeros rayos del sol y comprender así la veneración de los incas a esta deidad celeste, veneración plasmada en los exquisitos muros y la perfecta armonía de Machu Picchu con el entorno. El retorno en la comodidad del tren transcurrirá mientras repasan lo vivido.

A pesar de haber estado en esta misma ciudad hace pocos días, ahora y por algún motivo, todo se ve diferente. Es por ello que les damos la oportunidad de recorrerla a su propio gusto y placer para terminar de descubrirla, contando siempre con los mejores consejos de nuestro Concierge Digital.

Si la seguridad de los aeropuertos pudiese ver los tesoros del Perú que llevan en sus mentes, probablemente los detendrían, pero ese es nuestro regalo para ustedes y sólo ustedes lo sabrán. ¡Buen viaje!

Hoteles


Suscríbase a nuestro Boletín

¡Gracias por su suscripción!